Primer Encuentro Nacional de Autodefensas


yoautodefensa2

#YoSoyAutodefensa

#TodosSomosAutodefensas

En México…Los ciudadanos
#TodosSomosAutodefensas

 

 

  Encuentro Nacional de Autodefensas

Documento Fundacional (proyecto en construcción)

Las épocas y los tiempos se definen en mucho, por la practica y el uso que se hace de ciertos términos y que con mayor frecuencia se mencionan en el dialogo de cada día de los pueblos. La actual inseguridad y la cotidiana impunidad, sin la menor duda, son hoy en día, fronteras autoritarias que le impiden al pueblo, en su mayoría, el acceso a la justicia. El México moderno neoliberal, en lo social, se mide por las represiones que han sufrido sus movimientos populares en búsqueda del ejercicio de sus derechos plenos constitucionales y humanos.

La situación de violencia en México se debe definir en plural: las violencias que se identifican en el país son variadas y desde diferentes niveles: la que se desarrolla como consecuencia de las condiciones de pobreza patrocinadas por un modelo de desarrollo caracterizado por la grosera concentración de la riqueza en pocas manos. Un ejemplo de ello es el dato de las Naciones Unidas que indica que bajo tasas de cambio de mercado, el quintil más rico de la población mundial recibe el 83% del ingreso total mundial y sólo un 1% llega a aquellos en el 20% más pobre.

El amplio etcétera de las violencias que se ejercen contra los seres humanos tiene como uno de los ejemplos más vergonzosos a México. Desde las violencias más arteras y descaradas, hasta las más sutiles y elaboradas  son el panorama cotidiano que desde hace décadas vive nuestro país: violencia contra las poblaciones indígenas, contra la comunidad lésbico gay, contra las mujeres, los niños y los ancianos, los discapacitados, los migrantes, empresarios, estudiantes, organizaciones sociales, defensores de derechos humanos o periodistas. Nadie en la actualidad es ajeno a la violencia que bajo la complicidad del gobierno, o por la omisión de éste, se agrava diariamente y que sigue cobrando vidas.

Quienes participan en este Primer Encuentro Nacional de Autodefensas son testigos presenciales y conocedores conscientes de las estadísticas de la inseguridad, la impunidad imperantes y del acotado acceso a la impartición de justicia para la población en general.

Ante esta situación, dicta la historia que una de las vías más dignas, transparentes y democráticas para enfrentar la incompetencia del Estado es la organización social. Si la soberanía reside en el pueblo es éste el que debe tomar las decisiones que reorienten la vida del país sin que ello implique necesariamente el apelar a estrategias violentas, sino al uso del talento, la creatividad, la cultura, la construcción y el fortalecimiento de redes desde abajo hacia arriba, tomando como el recurso más preciado a la organización local, a los estudiantes, las organizaciones de base, las asociaciones de colonos, las organizaciones de mexicanos en el extranjero, los profesores en sus diversos niveles, y todas aquellas personas o grupos comprometidos con el país.

El principio de organización de Autodefensas:

Los reclamos sociales que se enfrentan a la falta de acceso a la justicia, sin pedir permiso a nadie generan movimientos populares con autonomía del mal gobierno, buscando respuestas y soluciones alternativas. Esto sucede, cuando al padecer de la ausencia del respaldo político institucional, de manera natural, se rebelan al control clientelar del poder establecido y construyen su propia resistencia, sembrando en lo mas profundo semillas de esperanza que surgen de abajo hacia arriba con fuertes raíces en la construcción del futuro con justicia y libertad de la que hoy mayoritariamente se carece.

La figura de Autodefensas es un recurso de la organización social para enfrentar las diversas violencias que afectan a la mayor parte de la población, especialmente la más vulnerable. De forma alguna se pretende acometer esta iniciativa con armas ni recursos violentos, sino con la organización social, para nosotros, la Autodefensa es ante todo el esfuerzo por recuperar el tejido social, el sentido de comunidad, el poder de decisión de la población que durante décadas se ha delegado a unas autoridades cada vez más alejadas, más insensibles, muchas de ellas involucradas en actividades ilícitas.

Ser Autodefensa también supone integrar a todos los sectores excluidos, porque defender es precisamente eso: enfrentar las causas de la pobreza, que es el origen primario de toda violencia. Por ello convocamos a los obreros a defender sus derechos frente a los empresarios sin escrúpulos; a defender a los empresarios honestos que en forma limpia aportan al desarrollo nacional; a defender a la comunidad LGTB que aún es estigmatizada desde el Estado; defender es también fortalecer los derechos de las poblaciones originarias, durante décadas condenadas al fracaso por falta de recursos para su progreso; defender es también luchar por un paso digno de las poblaciones migrantes, para quienes la migración se ha vuelto no una opción, sino una maldición ya que en su camino mueren, son mutilados, violados, secuestrados, sujetos de trata y tráfico.

En estas y otras causas, la Autodefensa es uno de los caminos que hemos elegido. Defendernos es abonar al futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos, de nuestros vecinos, de nuestra comunidad, de nuestra nación.

Orientación:

La inconformidad generalizada de quienes padecen la creciente crisis humanitaria, incita al estado a implementar estrategias de contención social, que castiguen y prohíban todo tipo de manifestación de las ideas o de protestas masivas so pretexto de preservar la libertad, la paz, los bienes comunales, cuando en verdad lo que se oculta detrás, es atentar contra la protesta publica, la organización social, contra toda defensa de los derechos humanos, de sus movimientos y de sus defensores.

La Autodefensa es un movimiento pacífico orientado por objetivos de paz, desarrollo, comunidad, red social, localidad y cooperación. Autodefensa es innovación, creatividad, es la organización desde la localidad y hacia el sistema internacional. No se pretende rivalizar con el Estado, se busca presionarlo, incentivarlo, motivarlo a un cambio radical de actitud frente a los problemas nacionales; que acepte como mandato y no como sugerencia la necesidad de acabar con la violencia, las desapariciones, los secuestros, las extorsiones, etc.

Para ello, llamamos a la sociedad civil a no vincular Autodefensas a movimiento armado, sino a la organización pacífica, ciudadana, democrática, que se organiza desde la base local en red y en torno a la necesidad de enfrentar las temáticas más urgentes de la violencia que desde el Estado o por la omisión del mismo se han agravado en el país.

Acciones:

Éstas se realizarán en red, tomando en cuenta que las diversas violencias que se verifican en el país tienen un solo origen y que no es otro que la pobreza, la exclusión y las graves deficiencias del Estado.

Que las acciones se realizarán desde los espacios locales, tomando en cuenta que los efectos de la violencia tiene como primera víctima a la población de a pie y que ésta necesita recursos para poder enfrentar estas situaciones, pero en forma organizada.

Que la organización requiere desarrollar redes a nivel internacional, pues ya se sabe que una de las formas más importantes de presión hacia el Estado es avergonzarlo públicamente al interior y al exterior de nuestras fronteras; de la misma forma, la autodefensa requiere abrevar de otras experiencias de organización en otros países, no para replicar, sino para aprender y mejorar sus acciones.

Que es necesario contar con un comprometido grupo de trabajo que sistematice las experiencias a fin de dar una idea de organización en nuestras acciones y crear un ambiente de confianza entre la población que legitimice la protesta social.

México, Distrito Federal a 28 de Mayo de 2014